marzo 28, 2017

Maher

Antes de los estadounidenses invadieran, mi familia vivaba en una ciudad pequeña en Irak. Anteriormente vivábamos en Bagdad, pero cambiamos cuando mi padre buscó trabajo en otros lugares. La vida era muy buena. Nos sentimos seguros. Recuerdo que vivir con mi madre y mi padre vuelve a casa sólo los viernes y los días festivos. Nunca cerramos la puerta. A veces viajamos mucho por la noche a otra ciudad, y nunca prestó atención a nuestra seguridad. Nadie nos cuestionó. Nuestra vida era muy simple y que creció nuestro propio jardín de alimentos. La vida era buena. Yo estaba estudiando y comienzo a un nuevo grupo en una escuela profesional eléctrica. Planeaba estudiar otra cosa, pero mis padres no me lo permiten. Cuando empezó la guerra, hubo significa ningún impacto en nuestra ciudad. La gente era muy feliz; cree que Irak se convertiría en un nuevo Dubai – habría una gran cantidad de dinero. Era nuestro sueño. Pero la compañía rompió. La gente empezó a robar casas y bancos. No había policía. No había nada. Si tenía las armas controlado por la ciudad. La violencia entre los diferentes cultural regional comenzó. En mi opinión, no necesitamos la democracia. No estábamos listos. 14 años después, la vida iraquí sigue siendo un caos. Nadie puede controlarlo.

Yo salí de Irak en 2009 y fue a Siria para estudiar diseño web, y comencé trabajar 3 años después. La gente me preguntó constantemente: “¿Lo qué estás haciendo en Siria? Tenemos una guerra. ¿Por qué vives en un barrio que apoya la oposición?” Yo no podía continuar viviendo en esta situación peligrosa y ni podía esperar para cambiar a una ciudad más segura. Yo no quería volver a Irak. Yo aprendí que era fácil obtener una visa para Tailandia. Yo no tenía muchas opciones; tantos otros países se convertirán inaccesibles para los iraquíes. Tailandia fue buena, pero yo trabajaba 15 horas al día – la medianoche hasta a las 15h. Las horas eran difíciles. Después de un año, yo necesité renovar mi visa, pero no tenía el dinero para pagar las tarifas. Yo informé mi jefe que buscase otro empleo, pero él me pidió que quedar, porque cubriese las tarifas. El momento llegó, y él no pagó. Él apalancó la situación contra mí; me dijo que yo no podía encontrar empleo en otro lugar ahora que estaba sin documentación, porque nadie me contratase. Eventualmente mi familia, que llegó a Turquía, me pidió que volver así que eso estamos juntos de nuevo. Yo concordé porque no conseguía renovar mi documentación tailandesa y el social agitación en la sociedad se convirtió más común.

La persona que me entrevistó del Departamento de Justicia de Brasil creó que yo vine para vacaciones porque llegué con una visa turista. Él preguntó repetidamente por qué yo no podía volver a mi país. Yo vine porque no tenía otra opción. Encontré algunos brasileños que me llaman un terrorista o se mantenga su distancia de mí porque creen que tenía una bomba. Yo encontré una mujer brasileña por internet y nos salimos. Finalmente ella informó su familia de nuestra relación y dijo: “¡Cuidada! No sale con él –él es muy peligroso. ¡Ele venía a matar todos los brasileños!” Su familia me bloqueó en sus teléfonos. Yo tenía el mismo problema de percepción en Turquía y Tailandia, porque la gente no me acerca. Ellos me perciben como amenaza porque yo soy árabe. En verdad, no soy un musulmán practicante, pero aún el perjuicio me sigue. Todo lo que necesitan ver es mi rostro. A veces yo trataba decir que yo era turco a las personas en Turquía y Tailandia, pero inmediatamente eles rechazaran la idea y me llamaron árabe simplemente porque miraban mi rostro.

Ahora estoy buscando por trabajo. Yo encontré trabajo en un hotel, pero no me contrató porque no tenía mi RNE. Todavía estoy esperando la decisión del CONARE. La burocracia de todos estos países penaliza los refugiados. Yo necesito el documento porque, después de tenia, tiene residencia. Quiero estudiar algunas clases en la universidad local, pero no podía inscribirme sin el RNE. Hasta que recibe, no puedo viajar fuera del país, no puedo pedir la licencia de conducir, no puedo comprar seguro médico, no puedo abrir una cuenta corriente excepto al Banco Itaú, no puedo encontrar trabajo en mi arena profesional de diseño web. Parece que la sociedad no confía en usted sin la documentación. Siento que muchas personas llevan algunas fobias. Creo que yo no podría casar y siento seguro con ella. Todo lo que quiero es un lugar para llamar mi hogar. Sólo quiero un lugar para alojarme. Quiero perder la percepción de ser considerado peligroso. Pero no todo es malo. Yo vi más países, aprendí más idiomas y viví en más culturas que la mayoría. Mis opiniones cambian para el mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *